Año Nuevo

Traerás a mis fallidas ilusiones lo deseado
traerás también, la fuerza para levantarme del fracaso
traerás la paz como premio al éxito logrado
traerás luz para aquellos que están en lo obscuro del ocaso.

Darás alegría a quien lo busca ansioso
darás consuelo al que llora por la gente que se ausenta
darás valor al temeroso
darás camino a quien no vivir en esta vida intenta
premiaras, con la dicha del amor sublime
premiaras a quien camine recto
premiaras con la alegría a quien gime
premiaras, lo más cercano a lo perfecto.

Quitaras a quien no siendo lo presume suyo
quitaras a todos las envidias
quitaras el odio y el orgullo
quitaras espinas, sembraras orquídeas.

Desearas para lo malo, lo contrario
que todos sean hermanos en la tierra
desearas que por todo un centenario
exista felicidad y no la guerra.

En lugar de vivir en el engaño
amemos a Dios porque él nos ama
empezando con él este nuevo año
y con él partir si nos reclama.

Cuando

Recordando el único amor que aun borrar no puedo,
que me sigue, que me acosa todavía,
que en rato alguno su sombra me cobija,
cuando incomprendido por el presente que vivo,
me traslado al pasado cuando con ese fantasma que es ahora, es que vivía.

Cuando por primera vez elegí el amor,
cuando a la ternura del primer beso mis labios se atrevieron,
cuando juntos jamás sentí temor,
cuando el regaño y el castigo por estar con ella no se sintieron.

Ahora que no es más que una sombra,
cuando solo estoy, extraño sus locuras,
y mis labios sin querer su nombre nombran,
como nombrar un te amo y el adiós, palabras puras.

Puras pues la mentira entre nosotros no existía,
los años pasan y esa primera vez, de mi mente no ha pasado,
vivo feliz, con otra ahora, pero mi mente atrevida,
a sabiendas de que nadie sabe, te ha llamado.

Ya que el pensar no daña a nadie,
y mi corazón pensando es que te llora,
lloro de felicidad por los momentos cuando enamorado
caso omiso hicimos pues lo malo no cabía,
por lo claro de nuestros sentimientos, por esos sentimientos que sentía.

Amiga

A mi amiga eterna le profiero
un amor hermoso y sin medida
por cosas positivas que se anidan
en su noble corazón siempre sincero.

El amor… su incansable compañero,
ella sana con consejos toda herida,
sublimando las virtudes de la vida
doblando sin romperse como acero.

Soñadora sin par… enamorada,
viajando libremente en su quimera,
en platónico cariño asolapada,
va engarzada su vida por entera;
mujer de belleza inusitada
aventura fugaz y pasajera.