Te amaré por siempre papá

Para el padre que adoramos
aunque nos pese su ausencia,
nos basta solo su esencia
cerrar los ojos y amarlo.

Nunca jamás olvidarlo,
seguir sus sabios consejos,
sin olvidar el festejo
y sintamos su ternura;
la misma que al alma cura
no importa que esté tan lejos.