Amado Hijo

Todos los padres buscamos lo mejor para nuestros hijos. Buscamos darle educación en todo el sentido de la palabra, en las letras, en la sociedad, en la casa, en la calle y en la vida. Buscamos que esa educación te haga ser un mejor hombre, un mejor hijo y con el tiempo un mejor padre. Una educación que te lleve por el camino correcto de la vida, sin importar que sea el camino más difícil, pues librando el obstáculo de la ignorancia y de la ociosidad, tu camino por venir será un camino menos sinuoso y más corto.

Por eso tus padres hemos buscado desde pequeño tu formación como un individuo de bien y por y para tu bien, te inscribimos a esta institución a la que perteneces y ahora… avanzas en ella. Esta Institución, forja a personas con mejor porvenir y útiles a su comunidad, tomando en cuenta los valores para la construcción de un mundo mejor por medio del contacto con la naturaleza y la convivencia sana.

Hijo, me siento orgullosa de ti por avanzar en la vida de esta manera, gracias a esta escuela que te ha hecho y hará un joven con un futuro de respeto y servicio a la sociedad. Te amo hijo, sigue adelante en todas las metas que la vida te ponga, metas de bien, metas que te guíen por un mejor sendero lleno de oportunidades.

Tus padres te querrán por siempre, confía en ellos pues siempre estaremos en tus caídas y en tus logros como el de ahora. Adelante siempre adelante y que Dios te bendiga.