Mal consejo pues… la quiero

Aconsejan abandono
por fijarme en la belleza,
como la tuya me besa
y en la misma… Me abandono.

Disculpa por ser sincero
Pues tus ojos me fascinan,
Aún tras la bambalina
de tus párpados que guiñan.

Si el cinismo me delata
no se trata de heroísmo
el realismo no se acata
cuando se está en ese abismo.

Quiero verme en tus pupilas
Y respirar tu resuello
Beber sudor que destilas
y enredarme en tu cabello.

Aunque sé que sé solo es sueño
yo quiero soñar despierto
y en ese sueño ser dueño,
y tocar tu piel un concierto.