Aunque pagan justos por pecadores porque son mayoría.

Amo y señor de la calle:
El taxista y el pesero…
Contemos al camionero
para que nadie nos falle.
No hay ley quien los pare,
ni les cobre la infracción …
Impune su diversión.
¡
Tránsito de vista gorda,
aparte de oreja sorda
para acabar dicha acción!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.