Por qué

Pero… por qué complacer los caprichos del destino,
por qué quedarnos atados de las manos,
por qué dejar nuestro amor a la deriva si podemos manejar la corriente del cariño a nuestro antojo,
por qué ser una hoja de otoño y no un retoño floreciente,
por qué ser luna nueva, si nuestro amor da un brillo de mil soles,
por qué el silencio sordo y no un grito ensordecedor a todo el mundo,
por qué frío y no el fuego que nos ha envuelto desde siempre,
por qué aceptar a la derrota, si tenemos la victoria en nuestras manos,
por qué hundirnos en la soledad, si podemos emerger en la alegría,
por qué morir en vida, si amando se puede vivir hasta la muerte,
por que mejor amor… no nos besamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.