Pobreza y muerte

Ante cruel frío de triste soledad
desgarrado por falta de cariño,
solo vaga sin porvenir un niño
llorando por encontrar felicidad.

Pues sin conocer jamás tranquilidad
su cinturón estrecha mas el ciño
pide pan a la gente con el guiño
esperando por un alguien con bondad.

¡Oh! injusto destino de la suerte
no respetas a niños, ni mujeres;
agarras muy parejo con la muerte
no respetas a nadie de los seres
imparcial con el débil, con el fuerte
atendiendo muy bien tus menesteres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.