Payaso

Coloreado su rostro con sonrisa,
luciendo sin sentir a la alegría,
la rutina los acosa día a día,
sólo a otros la misma garantizan.
Ellos cumplen el trabajo de la risa,
la atracción vital de los infantes,
haciéndolos vivir bellos instantes
con enormes zapatos de colores,
con la broma del agua con las flores,
pantalones y sacos hilarantes.
Cada vez que se sientan al espejo,
esperan bien contar con muchedumbre,
para hacer la rutina de costumbre
con sus bromas y el uso de trebejos.
Hay mujeres, hay niños también, viejos,
en el acto de la blanca diversión,
el payaso es el único anfitrión;
es el alma de los circos y de fiestas,
son personas sencillas y modestas
trabajando hasta el fin de la función.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.