Mientras eso suceda

Eres última luz de mis ocasos,
también, última gota del desierto,
el último suspiro; después… muerto
y la sombra perenne de mis pasos.

La mujer que recibe mis abrazos,
verdad entre lo cierto de lo incierto,
una veleta frágil en mi puerto
mientras sea un fulgor… en tus ojazos.

Mientras eso suceda vida mía,
nunca será la vida más copiosa,
nos colmará de risas y alegría,
con toques de pasión… escandalosa,
sin distingos de noche, ni del día
hasta oír el cerrar de nuestra fosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.