Maestra

La muerte ataca sin pensar quien es su presa
niños, hombre, mujer, anciano
nada interesa.

Por ley natural todos morimos
y los que quedamos, por dentro y por fuera lo sentimos
ahora: joven mujer, maestra… madre
navidad…

Mala la hora
que infeliz naturaleza que arrancar vino de soplo,
y cobrar costosa cuota a aquellos que
por ella estamos extrañando y llorando
gota a gota.

Que injusta vida
habemos más malos que ella
por lo mismo quiero gritar al cielo
una querella
gritarle ¡por qué!
gritar que nunca jamás la olvidaremos
y por su enseñanza ¡gracias!
siempre la querremos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.