Tardo 30 años haciendo carrera política en el partido equivocado, ¿pueden creer eso?

Él jugo a Gobernador,
creyendo ser popular,
perdiendo quiso jugar,
después para Senador.
Hoy se vuelve opositor,
al no cumplirse su antojo
en un arranque de enojo
reniega de su partido,
es la reacción del dolido,
que a todos quiere de hinojos.