Solo un camino… ¡hacia adelante!

Va el gobierno viento en popa,
pues su meta es el trabajo,
ayudar a los de abajo,
y en casa lavar su ropa.
Sin rencores a la tropa,
que lucha contra mejora;
porque ha llegado la hora
de despertar al mañana
y de echar por ventana…
la rabia que nos devora.