Se perdió una batalla, mas no la guerra

Siguen buscando defectos,
y por lo mismo especulan,
esos ponentes pululan
pues hoy …se sienten perfectos.
También se sueñan prospectos
en el puesto o gabinete,
hacen de todo un sainete
y aunque se vale soñar,
Guerrero no es el lugar
adonde brilla el ojete.