Pugna eterna

No respeta ni a su Estado,
al causarle incertidumbre,
en algo que no le incumbe
renegando su pasado.
La gente que está a su lado;
que ya no le siga el juego,
que no alimente su ego
se puede pasar de tueste,
perjudicando a su hueste
y arrepintiéndose luego.