Obras pictóricas saqueadas.

Algunas abras al óleo
que estaban en escenario,
también en el inventario,
con su título y su folio;
les dieron fin de sexenio.
Para el próximo milenio
los mirarán otros ojos.
Y es debido a los antojos
de uno que otro dizque ¨genio¨
que gusta dejar despojos.