Nuestro centro ¡guácala!

La Expo fraude que se exhibe,
resulta un fraude también,
sus mentiras más de cien,
solo críticas recibe.
Guerrero de eso no vive,
vive sólo del trabajo,
haciendo a un lado el relajo,
suciedad e irreverencias,
La Expo no cambia consciencias,
es campana sin badajo.