No hubo gresca, porque no hay borracho que coma lumbre

La famosa transición
se dio en paz, toda serena;
aún existe la verbena
por una simple elección.
El detalle de esa acción,
no se debió al presidente,
hay que tener muy presente
que nadie quiere desgracia
la famosa democracia
no nos cambia de repente.