Nada debe, nada teme.

He visto al Gobernador
en el carro con su esposa,
sin guarda, sin otra cosa,
que gobernar con honor,
Sin altivez , sin temor,
maneja un auto compacto,
su discreción muestra el acto,
de confianza al ciudadano,
el pueblo tiende su mano,
al hombre que tiene tacto.