La mejor opinión, la da el pueblo

No hay compromiso mayor
que cumplir con el votante,
para seguir adelante
y no cometer error.
No hay que pagar el favor
con cargos de diputados,
a mortales ignorados
o el mal de todos los males
dedazos municipales
que acabaran amputados.