La mejor decisión, aunque pocos griten

Detención de los paristas
sin violar la autonomía,
es la mejor garantía
de un gobierno pacifista.
Perdonen que se lo insista
somos más quien aprobamos
y que felices estamos,
que pague quien lo merece
o el delito más se crece,
si por blandos perdonamos.