Formal prisión

A los cinco profesores
que irrumpieron el Senado,
su merecido ha llegado;
por ser los incitadores
de muchos educadores
a cometer mil desmanes.
El magisterio hace planes
para salvarlos del bote,
robo secuestro y mitote,
enfrenta ¨los dulces flanes¨