Falta apretar las tuercas

Los pobrecitos Defeños,
les llueve sobre mojado,
a diario ser asaltado,
y marchas de los fuereños.
Han acabado sus sueños
de abatir la polución.,
que engendra la corrupción.
La impunidad a esa acción,
los convierte vulnerables
a tantos tan indeseables
con razón o sin razón.