El Güiri Güiri

Por aspirante señalan,
quizá también por dorado,
tal vez por libro empastado;
sus amistades lo avalan.
Sus comentarios lo salan,
pues puede ser revertido
un hombre desinhibido
cuyo pasado descuida;
también por ahí se le olvida
que alguna vez fue vendido.