Armas al enemigo

No hay que hacer declaraciones,
tomadas a la ligera,
pues nada bueno se espera,
al sembrar vacilaciones.
Cosecharan desuniones,
leyéndose entre gitanos,
en vez de darse las manos
y trabajar en conjunto,
se dedican a otro asunto
con frutos nada cercanos.