Prólogo – Más sobre el Amor (1998)

Gerardo Anzaldúa Catalán, vive para la poesía y para la música. O quizá sea al revés, la poesía y la música son las savias que corren en las venas de Gerardo y lo alimentan y lo fortalecen. La verdad es que música y poesía constituyen el porqué de la vida de Gerardo.
A veces sarcástico, a veces melancólico, romántico, nostálgico, profundo. En cada verso, en cada canción hay pedacitos del corazón de todos nosotros, sus lectores, sus escuchas.
Muchas veces, sus creaciones nos arrancan del presente y nos instalan en los propios recuerdos. Los versos de Gerardo son sentidos, tiernos, agresivos, demoledores.
Son versos humanos empapados de alegría, de dolor, de esperanza, de rebelión. Son producto de una vida – la de Gerardo – plenamente vivida. Son producto, también, de una angustiosa soledad. Esta soledad se siente, se palpa en todas las creaciones de Gerardo. No es posible concebirlo con afanes de brillantes social o de protagonismos ramplones. Su poesía, su música nos presentan a Gerardo como un ser con vida interior intensa. Gracias a su vida interior – ¿angustiosa? ¿nostálgica? ¿dramática? – ha podido hacer lo que ha hecho.
Este nuevo libro, es una entrega de nostalgias, de esperanzas, de amores, de inhalaciones.
Es un libro de nosotros, sobre nosotros. – Juan Sánchez Andraka