Voces

Me enteré que no te ha ido bien,
que te ha dejado tu esposo;
que vives en un calabozo
y porqué mendigas también.

Lo supe de mucha gente,
porque las mismas sintieron;
y porque las mismas vieron
tu proceder indecente.

Si, cuando más te quería,
mi novia de muchos años;
aún se conservan los daños
cuando con muchos me herías.

Después te fuiste con ese,
sin avisarme siquiera;
entera traición artera,
estuvo crece que crece.

Y hoy la vida te ha cobrado
con réditos e intereses;
quizás no tanto mereces,
porque te has equivocado.

Quizás el estar conmigo,
no era mucho de tu agrado;
para no causarme enfado,
soportabas un castigo.

Yo por eso te perdono,
y sigo siendo tu amigo;
olvidando todo encono,
y quiero brindarte abrigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.