Sin embargo

Si solo me has visto vida
deambulando por las calles
serán y son los ensayes
de soportar una herida
que será por la partida
del corazón de mi amada
que tendrá nueva morada
y por lo mismo deshecho
pues su partida es un hecho
llora el alma enamorada.

Recuerdo aquellos instantes
cuando sus labios besaba
ardientes como la lava
que incendiaba a los amantes
y destellos de diamantes
de sus ojos emanaban
y mi vida iluminaban
así como los momentos
en que los dos sentimientos
en penumbra se encontraban.

Con el pasar del suceso
como deidad la veía
inexplicable sentía
el efecto de su beso
y desde entonces no ceso
evocar aquella mención
donde habiendo fiel comunión
el culto de amor rendimos
cuerpo a cuerpo nos unimos
sin olvidar corazón.

Y todo color de rosa
a su lado se miraba
así el amor comenzaba
como el abrir de una fosa
sin el caer de la losa
pues cuando empiezas naciendo
es ahí donde no entiendo
la vida te ha condenado
a acabar en el pasado
pues aunque vivo… muriendo.

Lo que empieza se termina
como lo que sube caerá
así como viene se irá
cuando menos se imagina
o antes tal vez te asesina
con el puñal de traición
matando toda ilusión
por la que estabas viviendo
que caso seguir sufriendo
sufriendo del corazón.

Así comenzó la herida
abriéndose poco a poco
lastima cuando la toco
como una espina escondida
y por mi desconocida,
la gente se comentaba
muy fuerte se rumoraba
que el puñal lo había encajado
por debajo del costado
la mujer a quien amaba.

Y jamás arrepentido
de ese escabroso pasado
pues cuando estuve a su lado
ya se lo había prometido
que si llegase un bandido
a llenarme de tristeza
el no perder la cabeza
pues si acertaba en su intento
seria, por consentimiento
afianzando mi promesa.

El amor ya marchitado
por los rayos del destino,
por otro lado mezquino
su cariño ha resultado
su tiempo en otro ocupado
su proceder no la enmienda
la lección para que aprenda
es vivir en la soledad
hasta que al fin a la verdad
jamás defraude y comprenda.

Hoy he gritado en el viento
que la quise y que la quiero
que de verdad, verdadero
es el amor lo que siento
pero un huracán violento
mi mensaje ha arrebatado
nuestro vergel asolado
por aquella tentación
que llegó como tifón
las esperanzas ha ahogado.

Camino solo el camino
que alguna vez caminamos
donde estuvimos no estamos
donde antes rosa, hoy espino
y una botella de vino
me despertó del letargo
recordando el trago amargo
también lo maravilloso
de aquel amor tan hermoso
que lo tuve y… sin embargo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.