Señora

Eres tan bella señora,
y de porte majestuoso;
su voz de un ave canora
murmullo que me enamora,
quisiera ser su rebozo.

Cubrir su esbelta figura,
y sentir su tibio pecho;
por ratos en su cintura
y ya por la noche obscura,
cubrirla toda en su lecho.

Labios incitantes, rojos,
curvas las lineas su entorno;
sus caderas mis antojos
y que decir de sus ojos,
son su más hermoso adorno.

De caminar cadencioso,
y armoniosa cabellera;
su sonreír candoroso
al verla lloro de gozo,
es mi sol de primavera.

Por lo mismo le confieso,
mi insomnio desesperante;
por lo que más me intereso
que es, arrebatarle un beso
y se perpetúe ese instante.

Y por eso mi señora,
por eso es que le confieso;
que cuando llegue la aurora
la busco a la misma hora,
para arrebatarle un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.