Mirada

Ver tu mirada me transforma en piedra,
mirada penetrante de Medusa;
y sin embargo ansioso busco excusa,
por coquetear tu cuerpo como hiedra.

Infinita mirada, haces que pierda,
la cordura, la calma y la paciencia;
en mis actos se nota la incoherencia,
no soporto si el tiempo se posterga.

Fulmina con la luz de tu fijeza,
y has de roca mi cuerpo enamorado,
pues fuera de sí, por tu belleza;

que prefiere estar muerto, inanimado,
o escucha el corazón que se confiesa,
ven y dale un poquito por su lado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.