Minuto de cielo

Enriquece a mi memoria,
dame un minuto de cielo;
dame por siempre consuelo
siendo en tu cuerpo una historia.

Una historia verdadera,
de aquéllas que dejan huella;
de cuento que sea muy bella
y sobre todo sincera.

Una historia de alegría,
exento de la tristeza;
que perdure en la cabeza
por la noche y por el día.

Donde los cuerpos se fundan,
en un crisol de pasiones;
y se templen emociones
siendo puñal con su funda.

Una historia de sabores,
donde lo dulce persista;
aunque el amargo resista
olvidando sinsabores.

Cúmpleme vida ese anhelo,
de ser historia en tu cuerpo;
pues no quisiera estar muerto
para el minuto de cielo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.