Lenguas

Ella es sal en la llaga de corazón,
viento frío que corta, que congela;
un látigo que al alma la flagela,
sutil veneno matando a la razón.

Cruel, nunca jamás cediendo ante el perdón,
su revancha la clama y la revela;
ya no importando duela a quien le duela,
cegándose al presumir una traición.

Las lenguas viperinas majestuosas,
que hablan sin saber lo que ha pasado,
ya burlándose están las venenosas;

logrando el cometido proyectado,
se retiran felices y orgullosas,
sabiendo ya del daño que han causado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.