Febrilidades

Frenética pasión me nace ansioso,
como droga maldita necesaria;
en convulsión de amor imaginaria
a solas te recuerdo esplendoroso.

Por este amor irreal escandaloso,
jamás será mi mente solitaria;
verosímil, veloz extraordinaria,
te apareces como algo milagroso.

Y ante este sueño etéreo de emociones,
donde sólo aparecen espejismos,
ilimitadas todas las acciones;

en donde no hay pudor, ni el egoísmo,
un juego de infinitas ilusiones,
donde sólo el burlado es uno mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .