Falsa ilusión

Engañado ante ilusión tan cierta,
deje a mi corazón correr aprisa;
mas hoy mis labios que brotaban risa,
claman dolor ante la herida abierta.

Ahí sembré pasión, sin ser mi huerta,
mas hoy mis ojos son quien me lo avisa;
y el fruto cosechado la ceniza,
por esa tierra estéril, siempre muerta.

Qué tonto por confiar a quien dolida,
me dio sus mieles anhelando olvido,
buscando en mi, la artificial salida;

robó mi voluntad y mi sentido,
latente siempre aquel que fue su vida,
aparece y… adiós lo que he querido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.