El pensamiento

Mi pensamiento amoroso
que es, el viajero incansable a lo imposible
se desprende y vuela más rápido que la luz;
se desprende para buscarte donde te encuentres
cortando al viento que se opone al importante viaje;
cruza mil paredes buscándote,
pero al fin te encuentra.

Esta vez, la noche palidecía tu rostro,
dibujaba el sueño una sonrisa de ángel sobre el mismo;
tu pelo cayendo dormido contigo,
las sabanas dejaban entrever a la luna, parte de ti,
tu respiración apenas se sentía;
estabas en el sueño profundo, que da la inocencia del alma,
esa inocencia que es ciega a mis sentimientos;
miro tus manos como pétalos de azucena
y los minutos corren a buscar el alba,
y yo allí, contigo velando tu sueño, amor.

Esperando el abrir de mi mundo, el abrir de tus ojos
se abren, y yo cerca de ti, tan cerca
que de la única forma que me percibes
es en tu respiración inhalando mi etérea presencia,
sin embargo algo me despierta y mi compañero el pensamiento
regresa no sin antes decirte a su manera,
¡regresaré todas las noches de todos los días de mi existencia!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.