Efímero

Se ha tornado pasajera
nuestra perenne promesa,
y enfriado aquella tibieza
de aquel sol de primavera,
de aquella vez que primera
los cuerpos se derretían,
de tanto que se querían
y debido al infortunio,
se acababa el plenilunio
y luna nueva veían.

El sol atrás mencionado
que azul el cielo colgaba,
cuando de besos te daba
confundidos en el prado
hoy ha quedado eclipsado,
el cielo se fue nublando,
y esta como yo, llorando;
nuestro cariño han prohibido
y siendo el más sorprendido
el corazón que está amando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .