Cobardía

Qué tonto he sido… me he mentido,
y lo sigo haciendo hasta el momento;
me miento por no hacer lo que he querido,
por no poder decirte lo que siento.

Aún enfrente de ti, no lo he intentado,
ni siquiera el más mínimo detalle;
y aunque me encuentro locamente enamorado,
existe un no sé qué, que hace que calle.

Preso de la cárcel más deseada,
que es tu cuerpo, que es tu amor,
y a mi vida la tienes condenada;

a vagar sin rumbo fijo,
a viajar sin esperanza alguna, desolada,
y todo por cobarde… digo adiós.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .