Cavilación y confesión

Rápido pasa la vida,
por lo mismo, rápido pasará también lo nuestro;
todo ese largo pero corto tiempo a la vez, es tiempo cierto,
ese largo, pero corto tiempo a la vez, también es vida.

¿Qué pasará después?, cuando nuestro tiempo finalice,
¿Qué pasará después?, cuando no vuelva a sentir tu tibio aliento;
¿Qué pasará después?, si llorando estoy por lo que pienso,
¿Qué pasará después?, cuando el destino a nuestro amor lo pise.

Imposible detener el tiempo entre tus manos,
imposible detener esos momentos;
imposible olvidar los sentimientos,
imposible regresar tiempos lejanos.

Te diré en silencio, que por ti me muero,
te diré en silencio, lo que mis labios jamás nunca dijeron;
te diré en silencio, lo que cuerpo y corazón siempre sintieron,
te diré en silencio, ¡que te quiero!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.