Ámame

Rincón donde refugio mi tristeza,
íntima concepción del alma mía;
toque silencioso de la alegría,
aroma que me pierde la cabeza.

Raptora de cariño sin rudeza,
instinto natural de piel sombría;
titilar de mi noche y de mi día,
arranque de locura que me besa.

Ruiseñor es tu voz a mis oídos,
inmenso sentimiento lo que siento,
trepidantes por ti son mis latidos;

incalculables horas que te pienso,
tómame de las manos te lo pido,
¡ámame pues sin ti soy indefenso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.