Veneno

Cómo muero lentamente al recordarte,
ya que eres veneno lento en mi existencia;
fuiste vida una vez al adorarte
y ahora de dolor fallezco por tu ausencia.

Veneno, porque el haberte perdido es tan letal,
que mi corazón sin razón para seguir latiendo;
al verte y no tenerte le hace mal
y de esa enfermedad se está muriendo.

Ante el desahucio que el destino le ha trazado,
seguirá extrañando la locura;
del haberse locamente enamorado
y resignado morir… por su aventura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.