Sin Respuesta

Un mal sufro, por muchos conocido,
es el mal del amor, que pegadizo;
por lo mismo llegado sin aviso
y a la vez sin ser correspondido.

Estoy solo, postrado, desmarrido,
esperando concluya tal hechizo;
ven… termina mi mal te garantizo
olvidarnos por siempre del olvido.

¿El dar sin recibir? qué divertido,
es estar bajo lluvia de granizo
como creer sentir y estar dormido;

pagar por aquello que no se hizo,
¡oh! doloroso mal adolecido
obstruyes el portón al paraíso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.