Recordándote

Te recuerdo tanto pues creyéndote olvidada,
busqué refugiarme de tu amor en otros brazos;
busqué el calor de otros besos y no seguir la huella de tus pasos,
busqué engañándome encontrar amor en otra amada.

Te recuerdo porque ahora la bella mujer que me consuela,
ve conmigo tu fantasma que me acosa;
sabe que al besarla no es a ella a quien mi boca anhela,
sabe que es ella la espina y no la rosa.

Te recuerdo no por lo que fue sino por lo que hubiera sido,
pues hay tanto amor por respirarse;
y respiro ahora el viento del olvido
y respiro también el lastimarse.

Te recuerdo amor, y así es la vida,
pues cuando no tienes quieres y cuando tienes tiras;
y cuando lo tiras vez lo bueno y malo al no tenerlo
y más vale mal amor por conocerlo que un nuevo amor con sus mentiras.

Te recuerdo amor… “Bella Mujer”,
pero antes de recibir se da;
y también del estirar… ceder,
no se habla tanto sin oír, ni vivir ignorando fallecer.

Te recuerdo amor con tanto orgullo,
porque eres de verdad, eres hermosa;
pues antes de ser mía eras capullo
y te fuiste convertida en mariposa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.