Pero…

Extraño todos aquellos momentos,
derrochando palabras de “te quiero”;
otras tantas como “sin ti me muero”
y miles más pactando juramentos.

Gritamos nuestro sentir hacía los vientos,
ahora, nuestro grito es lastimero;
último soy cuando antes fui primero
y no tenerte el peor de los tormentos.

Tus besos son manjares suculentos,
hoy los mendigo peor que limosnero,
acuérdate de aquellos sentimientos;

que todo por hacer era sincero,
y nunca entre los dos impedimento,
había, pero… hoy existe el pero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.