Olvidar

Intentando mil maneras de olvidar,
transcurro todo tiempo recordando;
pasado por el cual vago llorando
un designio que me veda razonar.

Son tus besos imposibles de olvidar,
tus palabras de amor van taladrando;
mi voluntad estas pulverizando
y mi orgullo no lo puedo memorar.

Ven, dime el tiempo que debe de pasar,
para que el corazón tome su mando
dime cuánto tiempo más debo penar;

pues llamándote paso deambulando,
dime cuánto tiempo más debo gritar;
— gritar —: “que no lo sigas disturbando”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.