Éxtasis

Suaves tus senos, bellos y ardientes
que derritiéndose de entre mis manos
acercas, tan cerca los que lejanos
soñaba con tocarlos indecentes

Gozabas mis caricias indulgentes
y besándonos con afán, mundanos
complacencias del momento, insanos
ignorantes y a la vez conscientes

Tu voz entrecortada me decía
no ceses el fragor de la batalla
la maza con puñal arremetía

Y mi cuerpo cansado ya desmaya
no sin antes el clímax conseguía
rindiéndose después sobre tu talle

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.