Evocación

Sobre mi mente vaga tu belleza,
cabellera sutil hecha cascada;
va cayendo dorsal como si nada,
cubriendo tu febril naturaleza.

Si por tenerte, vivo con firmeza,
si por no, vida cruel acongojada;
no quiero ver mi pena realizada,
ni tampoco morar con la tristeza.

Tus labios, son rubíes deslumbrando,
tu canto de sirena me domina,
tu cuerpo de diosa va llevando;

al gran amor gritar por tal espina,
la cual al corazón va desangrando,
siendo mi verdugo y asesina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.