En Par

Nada ni nadie previene que te quiera,
es imposible mandar al corazón;
adolece la razón de sinrazón
y la cordura permanece fuera.

El juicio ya rebasa su frontera,
el amor marcha por par nunca por non;
y teniendo por felicidad el don,
viendo todo, prefiere la ceguera.

Es no mentira, si, verdad entera,
de convertirte en cobarde siendo león
cuando pronto se muestra tu pantera;

a jugar a ser el gato y el ratón,
nuestra vida persigue su quimera
y se deja devorar por su ilusión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.